ESTAMOS DISPONIBLES 24/7 (888) 500-5000

El uso de los medios sociales puede impactar tu caso de daños y perjuicios

Torem y Asociados

Luego de haber sufrido una lesión corporal, desearás volver a tu vida normal o, al menos, tan normal como sea posible después de la lesión. Tendrás que tener en mente varios puntos cuando se trata de vivir durante esta era tecnológica cuando estás llevando un caso de daños y perjuicios. Los medios sociales es donde vamos para compartir nuestra vida y, con frecuencia, no te detienes a pensar mucho en cuanto a cómo los usas como lo has hecho habitualmente hasta ahora. No obstante, los medios sociales pueden impactar de manera negative tu caso de daños y perjuicios.

El efecto de los medios sociales sobre los daños por lesiones corporales

Luego de haberte lesionado por culpa de la negligencia o imprudencia temeraria de otra persona, es importante que manejes bien tus gastos de la reclamación por daños y perjuicios. Con frecuencia, hay dos tipos de daños para los que pides compensación en este tipo de caso. El primero es por tus gastos, tales como gastos de hospitalización, por faltar al trabajo, las facturas y otros costos generados por tus lesiones. Los daños secundarios incluidos en estos casos son debido al dolor y la angustia sufridos por causa de las lesiones. Aunque un abogado de la defensa no podrá refutar una factura del hospital generada por tus lesiones, es posible que pueda refutar los daños por dolor y angustia por la información que haya encontrado en los medios sociales.   

Los medios sociales y la evidencia

Así como se esfuerza tu abogado para reunir la evidencia para radicar tu demanda de daños personales, también se esforzará el abogado de la defensa por sus clientes. Este esfuerzo incluye buscar evidencia que pruebe que tu reclamo por el dolor y la angustia no es verdadero. Puede ser que pienses que, como tienes tus cuentas de medios sociales configuradas como privadas, que tu información compartida por las redes está protegida, pero no es así. Alguien cuya configuración no sea privada puede haber compartido algo que hayas publicado o haya interactuado con lo que publicaste y esto permite que otras personas lo vean. Hay modos de burlar la configuración privada.   

Ejemplos de cómo los medios sociales pueden impactar tu caso

He aquí unos pocos ejemplos de cómo los medios sociales pueden ejercer un impacto negativo sobre tu caso:

•  Cuando publicas imágenes de eventos familiares, fiestas u otras instancias de diversión fuera de la casa, estas se pueden usar para demostrar que tus alegadas lesiones realmente no interfieren con tu diario vivir, según ha sido alegado en tu demanda.

•  Cuando publicas imágenes de ti escalando a pie, corriendo bicicleta o participando en actividades atléticas, estas pueden ser usadas por la defensa para argumentar que nunca sufriste tales lesiones o que las has exagerado en tu demanda.

•  Cuando publicas información sobre la demanda o sobre la parte demandada, esto también puede ser usado en tu contra. Puede utilizarse para demostrar que eres una persona de carácter dudoso y pueden argumentar que puedes haber mentido o instigado el incidente.

Una foto puede tomarse solo en un momento dado y es posible que no muestre el verdadero alcance de cómo es tu vida después de haberte lesionado, pero eso no impedirá que la defensa lo use en tu contra. Puede ser que no muestre el dolor que sientes al sentarte después de cantar feliz cumpleaños a tu nieto o que hayas tenido que detenerte varias veces durante tu breve caminata en un día soleado. Es triste reconocer cómo tus medios sociales pueden ser sacados de contexto, pero deberás pensarlo antes de publicar algo.

¿Tienes preguntas o inquietudes sobre tus cuentas de medios sociales durante tu caso de daños y perjuicios? Es útil contactar a un abogado especializado en casos de daños corporales para que conozcas tus derechos durante tu reclamación. Puede parecer injusto que tengas que tener tanto cuidado porque las imágenes publicadas por las redes pueden ser interpretadas para armar un caso en tu contra, pero más vale precaver que tener que remediar. Hablar con un abogado para que puedas protegerte a ti y a tus intereses durante el curso de tu caso.

Categories: Uncategorized

Consulta gratis

Llame al (888) 500-5000 para aprender sobre opciones legales